La seguridad de Europa en manos de las urnas de EEUU

Donald Trump, el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, ha dado muchas ideas, y todas nos afectan de forma prácticamente directa a Europa. Sin embargo hemos prestado poca atención a algo en lo que Bruselas se ha venido fijando desde hace tiempo.

La guerra en el este de Ucrania es un peligro real y latente que nunca abandona la capital comunitaria. Pocas cosas separan a la Rusia de Vladimir Putin de pasar por encima de Kiev y avanzar hacia el bloque europeo. Parece ciencia ficción, pero no lo es.

La anexión de Crimea es un agravio que la Unión Europea no pasa un día sin recordar que no reconoce. Bruselas (y los líderes europeos) saben que dar un paso en falso y permitirle un solo centímetro a Rusia es abrir una puerta que no saben a dónde nos puede llevar.

Desde hace tiempo Estados Unidos ha ido reduciendo su presencia como protector de Europa, pero la victoria de Donald Trump sería el abandono definitivo de la protección norteamericana: el candidato ha defendido en repetidas ocasiones que su ejército no va a defender a nadie que no sea Estados Unidos.

La UE ha intentado tomar algún papel en el asunto. Las mejoras en las relaciones entre Bruselas y la OTAN, inéditas desde hacía mucho tiempo, no son más que la confirmación del intento del bloque europeo de fijar su posición frente a Rusia. La propuesta que se ha escuchado durante mucho tiempo de la creación de un Ejército Europeo común ha sido algo muy discutido, y aunque la Comisión Europea ha asegurado que “nadie está hablando” de un Ejército Europeo, lo cierto es que los países del Este, como Polonia, Eslovaquia o Hungría, los más cercanos geográficamente a Rusia, están de acuerdo en la creación de dicho cuerpo. Curiosamente estos países suelen oponerse a todas las políticas de integración europea, y sin embargo en esto apuestan por ella.

Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión para Asunto Exteriores y Política de Seguridad, presentó un programa llamado ‘Estrategias Global’ con la finalidad de aumentar la inversión en defensa y en la industria de defensa.

Pero cualquier intento de inversión a largo plazo sería para nada. Washington ha tenido el control total sobre Europa: tenían micrófonos en los despachos y en los móviles de toda Unión Europea. La UE está en los brazos de EEUU, y si gana Trump, que es favorable a Putin y a su manera de dirigir el país, tendríamos que ponernos a temblar.

Un nuevo golpe tras el Brexit

 Hubo muchas discusiones tras el referéndum del 23 de junio, pero pocos hablaron de un asunto que se trató y mucho en Bruselas, que es la necesidad de mantener a Reino Unido como socio fundamental por una razón por encima de todas las demás: su ejército.

Durante una de las reuniones que mantiene el think tank belga Bruegel, se hizo una propuesta para mantener unas relaciones cercanas con Londres. Lo dejaron claro: es fundamental mantener cerca de Reino Unido en asuntos de defensa, es un socio fundamental. Tiene el mejor ejército de los Veintiocho y también los mejores sistemas de seguridad e inteligencia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: