Cañete y tu colega el cuenta milongas

Todos hemos tenido el típico amigo que ha hecho de todo: ha rapeado, jugado al fútbol, al baloncesto, ha hecho kitesurf, grafitis y ha surfeado todas las modas que iban llegando a la puerta del instituto. Todas. Incluidas las malas.

Haga un análisis. Si todavía no identifica a ningún compañero que encaje con este perfil es muy probable que ese sea usted. No tiene nada de malo, no le vamos a encerrar. Lo que sí es cierto es que pasara lo que pasara, tu amigo siempre estaba allí. “Chavales, ¿vamos a ese local?”. ¿A que no sabes quien tenía listas? Exacto. Tu colega.

Fuera el fregao que fuera, siempre estaba allí. Pues bien, nuestro colega tiene nombre y apellido: Miguel Arias Cañete. Allí donde hay una mancha de corrupción, ahí está Cañete. No digo que sea culpable, solo digo que está ahí.

Cañete no falta a ninguna fiesta, mires donde mires esté: que si su mujer con Panamá, que si la señora se acoge a la Amnistía Fiscal pero es que “Ay mi madre” resulta que no me enteré. Le hicieron comisario de Energía de la Unión acusándole de tener acciones en la Industria Petrolera… ¡Pero por Dios! Él no sabe nada de eso, cuando llegó ya estaban ahí. ¿Conflicto de intereses? ¿Por qué? Y ahora, Acuamed. No digo que Cañete sea culpable… ¡En serio! Es un señor que me cae bien, aunque no lo conozco. Y no me importa decirlo: me cae bien.

El final de ese colega tuyo que está en todas las movidas y el de Arias Cañete seguramente acabe siendo el mismo: van muy de guays, y todos acaban volviendo a dormir a casa de papá y mamá.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: